Inflamatorias

En las últimas décadas ha habido un importante aumento en la incidencia de las enfermedades inflamatorias crónicas. Entre estas destacan las enfermedades alérgicas, las cardiovasculares y los trastornos autoinmunes como las enfermedades neurodegenerativas.

A continuación se proporcionan enlaces a artículos, sobre las principales enfermedades inflamatorias que existen en la actualidad.

Nota: El contenido sobre las enfermedades inflamatorias se citan únicamente con finalidad informativa, no sustituye a un servicio de atención médica directa, ni como diagnóstico o elección de un tratamiento.

Balanitis

  • La balanitis es la inflamación del glande, que puede estar producida por muchas causas, desde una higiene deficiente hasta lesiones premalignas que evolucionan a un cáncer de pene. Conoce cómo detectarlo y controlarlo.

    Más información

Bronquiolitis

  • La bronquiolitis es una enfermedad frecuente del aparto respiratorio, provocada por una infección que afecta a las vías respiratorias diminutas, denominadas "bronquiolos", que desembocan en los pulmones.

    Más información

Eritrodermia

  • Eritrodermia, enfermedad inflamatoria de la piel. Es una manifestación de reacción de la piel que puede aparecer de inicio o como complicación de muchas enfermedades cutáneas afectando más del 90% de la superficie corporal.

    Más información

Esofagitis Eosinofílica

  • La esofagitis eosinofílica (EE) es una afección alérgica/del sistema inmunológico recientemente identificada. Las personas que padecen de EE tienen inflamación o hinchazón del esófago. El esófago es un tubo que envía la comida desde la boca hasta el estómago.

    Más información

Flemón

  • El flemón o absceso dental es un depósito de pus o material infectado producido por una infección bacteriana de la raíz del diente o muela implicado.

    Más información

Otitis

  • La otitis es una afección muy frecuente en la infancia, especialmente entre los 6 y los 24 meses de vida. Habitualmente evoluciona sin complicaciones, pero la inflamación del oído medio también puede ser crónica.

    Más información